martes, 16 de enero de 2018

DOCUMENTO EN BLANCO


                         I



                         La primera jornada el corazón
                         Cubierto por un tul negro de seda
                         Palpitaba sonoras estrellas
                         Rojas en la frescura de la noche
                         Como gotas brillantes de un mundo
                         Imaginario, codiciosas del alba.


Fotografía de Elena Markova



miércoles, 20 de diciembre de 2017

CUENTO DE VANIDAD


Nací en un oscuro pueblecito centroeuropeo que pintó Peter Brueghel el Viejo en 1556, cuando era joven. Todos los pueblos centroeuropeos del siglo XVI tenían apariencia de Belén, y todos los niños recién nacidos en toda época se parecen al niño Jesús. Hasta aquí todo perfecto. El problema se planteó mucho después; tras unos años viviendo fuera del idílico cuadro flamenco, comenzó a manifestarse en mí, con alarmante patencia, la necesidad de comunicar a los demás un estado del Ser que, si bien subjetivo, y sujeto por tanto a la inconsútil gasa trasparente del tiempo, era ya Ser con mayúsculas, es decir: asunción definitiva e inobjetable de una visión del mundo, limpia de polvo y nieve y paja y nube en el ojo ajeno y viga en el cristalino afán arquitectónico de sostener una idea, por loca o equivocada que fuese, pero sostenerla bien.
En unos momentos aparecerá mi sobrino para felicitarme las fiestas de Pascua. Le haré, como siempre, la pascua, hurtándole la artificial felicidad homeopática en que vive, con la visión de un esperpéntico panorama de drama y miseria. Para esto último no se me ocurriría ser tacaño. Con la educación no se juega.


Pintura de Peter Brueghel el Viejo



lunes, 18 de diciembre de 2017

49




                         Por acaso, devanada neurona, te avienes
                         a sepultar estrellas, y así revelas
                         el cáncer en la flor, la yema de la luz.
                         Por acaso te vas muriendo a ratos
                         con la mirada en nervio delicado,
                         mientras desgastas la médula del sueño.
                         El tiempo es materia de un símbolo
                         que huye, que atraviesa la carne
                         a cada tanto con incertidumbre
                         hasta la plétora herida del aliento.
                         Por acaso, tan sólo así, cuidado,
                         con todo el ser, dilatas la conciencia.


Fotografía de Gabriel Cualladó

EVANGELIOS DEL TERCIO EXCLUSO



                         Abolida la maldad, el cielo
                         derramó centellas de fuego
                         sobre los mejores.
                         De aquella aristocracia
                         el súcubo deforme reina
                         con alma de paloma.
                         Se propagó la hiel silenciosa
                         bajo el azul inocente de los días.


Fotografía de Chris Anthony


jueves, 9 de noviembre de 2017

EVANGELIOS DE SUPERMERCADO



                                   Yo soy
                                   el camino y la vida:
                                   la sección de lácteos
                                   nos recuerda que es mejor
                                   congelar la mala leche.


Fotografía de Ernesto Haas



miércoles, 1 de noviembre de 2017

EN EL FONDO SIN CÁRCELES DEL MAR



                         Donde yace desnuda la visión de los hombres
                         En nombre de la rosa tallada por el viento
                         Rapaz de la penumbra en vértigo salado
                         Vine a espumar la luz en las sandalias de los peregrinos
                         A cubrir de silencio las mejillas rosadas de los niños
                         Aquí muere la sed sobre un pico de lluvias
                         En mi alegría percute la razón su dictado
                         Recuerdo el país de la ceguera sometido a las cometas
                         En el fondo sin cárceles del mar un diluvio de luz
                         Ilumina la conocida oscuridad del abismo
                         Hay pájaros de fiesta vareando al destino
                         Latigazos de furia en un cielo cansado
                         Apresurad mi cuerpo inerte al mar
                         Sabré descomponerme en soledad.





lunes, 30 de octubre de 2017

EXTIRPABA PALABRAS


                         A ras de ojos
                         en las copas de los árboles
                         tu vientre, vino trémulo,
                         la fe sin esperanza.
                         La alegría callada en tus ojos,
                         las sillas tan vacías,
                         el imposible olvido.


Fotografía de Valentina Irene

ALFONSO X "EL NECIO"



No es fácil ser rey en la monarquía de la opinión pública -pensó Alfonso - mientras salía por primera vez de su despacho de catedrático de derecho constitucional.
Supo que, en adelante, la república de las letras, no podía sólo sostenerse sobre las magras patas del oligopolio editorial. Y se compró una hamaca de Jauja.
La opinión pública fue adquiriendo insensiblemente un aspecto depravado y monstruoso, avejentado por el abuso de su constitutiva juventud: le brotaron tentáculos de mala baba rampante.
Al cuarto día de ejercicio, Alfonso era ya un experto desconocedor de la realidad del país, cuyos conceptos manejaba con sumo cuidado de relojero, por una especie de pudor intelectual, ajeno al sentir general del pueblo llano.
Leyó la historia de las leyes cardiales, la medular secuencia emocionada del mundo, en sus aspectos señeros, y supo que el hito histórico perece de ahíto intrahistórico.
En la sexta jornada, volvió a la primera, donde, saliendo por primera vez de su recién estrenado despacho, pensaba en el delicado caso de la constitución de la ley, y de su efectivo imperio: suma de la imperiosa necesidad de la historia universal devorándose, saturnal, a sí misma, a sus hijos.
En la séptima, certificó de manera científica la muerte de los predicadores, demostrando empíricamente que morirían infectados de su propio veneno.
Que de esa picadura mortal, él podría también palmarla en cualquier momento, sepultado por el horrible peso del cefalópodo sabelotodo, móloc de la marihuana, excitante y fruitivo pulpo recalcitrante de la opinión pública, bífida, tránsfuga, liquida y nada.
Noveno grado de necedad preternatural, por días que podrían contarse como años, y años en vías de disolverse en minutos, pero consciente de ser defensor de la legalidad frente a la cuestión clave de su vigencia.
El término de la romería de profesor fue la corona de necio, que obtuvo en la madurez de su empleo, denostado por una minoría inmensa, épicamente ruidosa. Un rey republicano, como cada uno en su casa, y Dios en la de todos.


viernes, 20 de octubre de 2017

RAMITO DE GITANILLAS




                                  Del profundo pozo de la nada
                                  vino el astro fecundo, la semilla,
                                  en la flor de la muerte renacida.
                                  Fue tomada, en forma de gavilla,
                                  como símbolo pulcro de la luz.







miércoles, 18 de octubre de 2017

2 DE OCTUBRE



                                    El adagio romántico perdura
                                    en la incandescente penumbra de los libros,
                                    no en la voz que llora un capricho de sol,
                                    una goyesca levemente sangrienta
                                    agita sábanas, sucias de historia,
                                    pregonando la libertad en manos de la usura.
                                    Las palabras reventaron con el caballo
                                    salvaje de la sinrazón, cuajo sin corazas
                                    para la demolición del futuro.





lunes, 16 de octubre de 2017

1 DE OCTUBRE



                         Un día compuse esta epifanía
                         para soplar en el desierto,
                         este pliego de sombras para ciegos,
                         fue sin saber del origen sino lo que el tiempo
                         destila en los ojos de los niños, esa inocencia
                         que muere en manos de la idea.



domingo, 15 de octubre de 2017

O CIUDADANO PESSOA NAO FICA



                                    A realidade é assim
                                    ilusão de dias fugidos
                                    contra a pedra da lua,
                                    ilusão de liberdade.





lunes, 2 de octubre de 2017

SELFIE



                                     A Juan Jesus Hernández López

Hice un corte profundo en este azul sin nubes
por llegar a la esencia de otro cielo distinto,
el ignorado color del tiempo me mostró
no sé que transparencia que ardía
consumando el crepúsculo gris de una ciudad
donde la desolación de la muerte besó a partes
iguales a los pudientes y a los miserables.
Bebí la libertad en las páginas del Quijote, creí
ver en la cuerda locura del hidalgo, la antigua
sabiduría de los clásicos, en híbrido fruto
con la parra amena del refrán, la gentileza
del hombre sin edad, regido por la ley
del sentido común, creyente de un azar
que no está nunca en nuestras manos definir.
Ahora voy viendo claro que estoy ciego, vine
para adentrarme en un mar enfebrecido
con la seguridad de ahogarme sin ser visto.



jueves, 21 de septiembre de 2017

DEEP SOUND



Se adivina lo puto por lo sucio del conducto,
Por lo rico del condumio, pterodáctilo amable
Sobrevuela la meseta del clímax extático,
Hijo de la indolencia que rasgaba el violín
En el climaterio lírico del salón burgués.
De la experiencia, gurú, y de teoría se ausenta
Cuando hay que generalizar. Nuevo modelo
De micrófono con inhibidor de frecuencia
Para las opiniones por la calle, veladores
Tupidos de yedra en tertulias turbias.
El vino permanece brillando hasta la tarde
y se duerme en la brisa tal un dios exhausto
y sueña con sucias cañerías de insomnio
por donde las ratas del instinto corretean,
se organizan para subir a este olimpo
de zapatos gastados o impecables,
de dispositivos indispuestos o perfectos:
en suma, un olimpo de pacotilla que hay
que fregar de vez en cuando, torres coronadas
por un señor que exclama: ¡Oh!…Si el coro aguanta
sin repetir consignas exclamativas alienantes, es
posible que el mundo comience a vibrar por simpatía.
Abajo el artisteo.

sábado, 2 de septiembre de 2017

ANFIBOLOGÍA DEL DOLOR


El vareador de burgueses amenaza tormenta. Bateará en la cabeza del humorista su última y mejor idea. Nueva manzana del paraíso: una pantalla de plasma donde la condensación eléctrica del tópico martillea el insomnio de los tristes. En vano la blandura apologética de la carne remozará frutos. En vano se hundirá la primavera en lúbrica ceremonia de flores. En vano lloraremos por la consunción del mundo pero, si nos deleita el apocalipsis, es por lo que tiene de divina comedia. Por un dolor insondable que duda. Y no duda en vano.


Kolaj de Rafa Cornejo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...